DEBE EXPULSARLAS

Es una verborragia, le soltó el médico sin apartar los ojos de la radiografía.
¿Es grave? Ha empezado en el estómago. Lo está llenando de palabras, si no la detenemos pronto, inundará sus pulmones.
Toni se levantó de la silla. Se acercó hasta la radiografía. Un montón de palabras en blanco y negro resplandecían sobre aquel cuadro luminoso. Estaban agolpadas, mezcladas, una sopa de letras, pero pudo descifrar algunas.
—Melifluo, limerencia… Pero estas palabras no son mías. ¡Ni tan siquiera sé qué significan! ¡¿Cómo han podido llegar hasta ahí?!
—Debe expulsarlas.
—Y si no lo hago…
—Morirá. Se sorprendería si conociera cuántas personas mueren al día por no decir lo que tienen en el estómago.

 

l98ll

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s